Colegio  | Pagina inicial del Colegio
COLEGIO SAN AGUSTIN (EL MARQUES)
COLEGIO SAN AGUSTIN (EL MARQUES)


MISIÓN, VISIÓN Y VALORES DE LA U.E. COLEGIO SAN AGUSTÍN EL MARQUÉS

MISIÓN                                                                                                                   

Formar integralmente a niños, niñas y jóvenes de corazones inquietos que busquen permanentemente la verdad por el camino de la excelencia académica y moral, comprometidos con las necesidades imperantes de nuestra sociedad.

VISIÓN

Nos vemos como una institución educativa, promotora de valores cristianos, abierta, innovadora, libre y democrática. Donde cada uno de sus miembros, caracterizados por la vocación de servicio y el trabajo en equipo para el logro de objetivos comunes, se sienten orgullosos de pertenecer a la gran familia Agustiniana. En un clima de respeto, confianza y perseverancia. Con una estructura física y recursos de última tecnología que permiten desarrollar los procesos educativos con facilidad, comodidad y motivación.

VALORES

  • LA CONVIVENCIA
  • EL RESPETO
  • EL AMOR
  • LA RESPONSABILIDAD
  • LA HONESTIDAD
  • LA LIBERTAD
  • LA FE
  • LA SOLIDARIDAD
  • LA OBEDIENCIA

HISTORIA.

El Colegio San Agustín, El Marqués comienza su andadura en Septiembre de 1963 en una quinta de la calle Altures en el Marqués Norte. Como consecuencia del gran aumento de la matrícula escolar para el curso 1964-1965, hubo que adoptar un local más amplio en la calle Masparro.

Para el curso 1965-1966 se abre bachillerato con la consecuente necesidad de crear nuevas aulas. En 1968 se adquiere dos hectáreas de terreno de la actual sede a 100 metros de la Avenida Sanz y en 1970 se compra una parcela a la entrada que es donde actualmente está Educación Inicial.

En Mayo de 1969 se ha concluido y es inaugurado el primer edificio que es donde funciona actualmente la Ia y 2a Etapa de Educación Básica. De una vez se trasladan los alumnos de Primaria, quedando en la sede de la calle Masparro el Bachillerato.

En el año escolar 1969-1970 se recogen los primeros frutos de la siembra con la graduación de 36 bachilleres en Ciencias integrantes de la primera promoción.

El edificio de bachillerato se puso en servicio en Septiembre de 1972. En este mismo año se elabora el proyecto y ejecución de la estructura de Preescolar.

En el cuatrienio 1978-1982 se tomó la acertada determinación de convertir el Colegio en mixto y se consolidó la matrícula que tiene actualmente.

En el cuatrienio 1982-1986 se construye el ascensor del patio de Ed. Básica a la residencia de la comunidad; se añade un aula más, se construye el patio cubierto y el edificio de deportes.

En 1983, a petición de los alumnos, se abre humanidades que se cancelará el curso 1988-1989 por falta de matrícula.

En este cuatrienio se dio gran impulso a las actividades extraescolares especialmente la actividad deportiva y al teatro.

A mediados de la década de los 80 se crearon laboratorios de computación para alumnos, padres y representantes.

En la década de los 90 se elabora el Proyecto Educativo, el Manual de Funciones y el Reglamento Interno como instrumentos de una educación más efectiva y eficaz.

Es justo señalar el trabajo tesonero de las Juntas de la Sociedad de Padres y Representantes en la planificación y ejecución de los Domingos Familiares.

En el año 1997 la Revista Dinero nos sorprende con un artículo titulado "invierta en la educación de sus hijos" en el que señala al Colegio San Agustín de El Marqués como "uno de los Colegios privados cuyos egresados cuentan con mayor grado de aceptación en la Educación Superior".

En estos años se hacen mejoras sustanciales en la estructura de todos los laboratorios de bachillerato y se actualiza la dotación de recursos para el aprendizaje en el departamento de medios y en los audiovisuales.

El siglo XX se concluye con la construcción del Polideportivo y a caballo entre el siglo XX y XXI se añade un piso más en el edificio de Educación Básica dándonos la oportunidad de ofrecer más y mejores servicios.

En el año 2003 se rehizo totalmente el edificio de deportes y todos los años se comienza el año escolar con alguna innovación para deleite de todos los integrantes de esta comunidad educativa.

Cuando el protagonista de esta historia cumplió 25 años alguien la comparó con la historia de un niño llorón e inconforme que ha ido exigiendo casas más amplias y mejor dotadas. Nada está terminado y no sabemos que le deparará la historia a este niño terrible. Pero es seguro que nuestro objetivo continuará firme: formar hombres y mujeres útiles a la sociedad, fieles a la Iglesia y orgullo de nuestra patria imprimiendo los sellos de la excelencia y el estilo agustiniano en todas nuestras actividades educativas.